Mientras que el grupo islámico extremista Boko Haram y su rama de la Provincia del Estado Islámico de África Occidental (ISWAP) promueven cada vez más sus ataques y secuestros, los líderes nigerianos de la Iglesia Evangélica Winning All (ECWA) han pedido la liberación de cuatro miembros detenidos por extremistas islámicos en el noreste del país.

El reverendo Stephen Baba Panya, presidente de la ECWA, dijo que los líderes de la iglesia están preocupados por la falta de esfuerzos del gobierno nigeriano para liberar a los miembros de la iglesia años después de que grupos islámicos extremistas los tomaran cautivos.

Pidió oraciones por la estudiante Leah Sharibu, dos trabajadores humanitarios, la estudiante universitaria Lillian Gyang y 112 niñas de Chibok , que siguen prisioneras de Boko Haram desde que fueron secuestradas con otras 164 niñas en una escuela en el estado de Borno en 2014. .

“Por favor únase a mí y ore, cumpliendo las promesas de Dios en Mateo 18: 18-19, para que Boko Haram / ISWAP o cualquier otro grupo terrorista islámico no determine el destino de las amadas hijas de Dios que son miembros ECWA, y también el resto de las chicas de Chibok ”, dijo el pastor Panya en un comunicado enviado a Morning Star News.

Leah Sharibu, de 15 años, fue secuestrada de la Facultad Pública de Ciencia y Tecnología para Mujeres por Boko Haram el 19 de febrero de 2018 en Dapchi, estado de Yobe. Ella fue una de las 110 niñas cautivas. Las 109 niñas musulmanas fueron liberadas, mientras que Leah permaneció cautiva cuando se negó a renunciar a su fe cristiana.

Ngaddah, madre de dos hijos y trabajadora humanitaria de UNICEF, fue secuestrada el 1 de marzo de 2018 en Rann, estado de Borno, cuando militantes de ISWAP atacaron un campo de desplazados internos donde trabajaba. Se dice que su anciana madre murió de un trauma poco después de enterarse del secuestro.

Taku, un trabajador de salud de Acción contra el Hambre, fue secuestrado por militantes de ISWAP el 18 de julio de 2019, a lo largo de la carretera Damasak-Maiduguri en el estado de Borno. También estaba atendiendo a las personas desplazadas.

Lillian Daniel Gyang, estudiante de la Universidad de Maiduguri (UNIMAID) en el estado de Borno, fue secuestrada el 9 de enero por ISWAP mientras regresaba a la escuela después de las vacaciones de Navidad y Año Nuevo en su estado natal, Plateau.

Ataques

En 2016, ISWAP se separó de Boko Haram, que atacó a dos comunidades predominantemente cristianas en el estado de Borno a principios de este mes.

Los insurgentes de Boko Haram, que buscan imponer la sharia (ley islámica) en Nigeria, atacaron las ciudades de Pulka y Gwoza poco después de que los cristianos terminaran los servicios del domingo por la noche el 8 de noviembre, dijeron residentes.

“Los ataques a las ciudades de Pulka y Gwoza comenzaron alrededor de las 9 pm. y duró hasta alrededor de las 11 pm ”, dijo la residente del área Vanessa Muda al Morning Star News a través de un mensaje de texto. “Los terroristas de Boko Haram han invadido nuestras ciudades disparando indiscriminadamente contra nuestra gente”.

Otro residente del área, Polycarp John, dijo que los militantes de Boko Haram estaban fuertemente armados.

“Fueron repelidos cuando el personal del ejército nigeriano que estaba estacionado aquí luchó contra ellos y los obligó a retirarse de las ciudades de Gwoza y Pulka”, dijo a Morning Star News por mensaje de texto.

“Nuestras ciudades han sufrido constantes ataques de Boko Haram desde 2014 y, en un momento, la ciudad de Gwoza se transformó en la sede del califato de Boko Haram hasta que el ejército nigeriano se apoderó de su ciudad en 2018”.

Los ataques se produjeron después de un llamamiento de los líderes de la Iglesia de los Hermanos en Nigeria (EYN), pidiendo oraciones de los cristianos en el estado sureño de Borno, que enfrentan el terror tanto de Boko Haram como de los militantes ISWAP.

“Es tiempo de cosecha, que es un desafío en años normales, pero en los últimos años incluye la amenaza de Boko Haram de destruir la cosecha o atacar a la gente durante la cosecha”, escribieron los líderes en un correo electrónico el 6 de noviembre. “Ore por muchas aldeas vulnerables en el sur del estado de Borno y otras áreas alejadas de las bases militares”.

Nigeria ocupó el puesto 12 en la Lista Mundial de Vigilancia de Puertas Abiertas 2020 de países donde los cristianos sufren la mayor persecución, pero el segundo en número de cristianos asesinados por su fe, detrás de Pakistán.

comments