Corea del Sur es un país más que autorizó desde el primer día de 2021 la cruel práctica del aborto , el asesinato de bebés en el útero. Antes el aborto solo se permitía en casos de violación o en casos de riesgo para la salud de la embarazada, ahora cualquier mujer puede adherirse a la práctica.

El país decidió retirar de su legislación el viernes 1 de enero la ley que criminalizaba la práctica del aborto, bajo la excusa de proteger los derechos de la mujer, luego de una prohibición de 67 años, que permitía asesinar bebés.

“Los miembros de la Asamblea Nacional no estuvieron de acuerdo en cambiar la ley existente. Pero la ley debía expirar después de la sentencia del Tribunal Constitucional de abril de 2019, que la declaró ilegal. Las disposiciones penales sobre el aborto en la ley que lo criminalizaban ya no están vigentes a partir del 1 de enero de 2021. Estoy muy feliz de compartir esta buena noticia de Corea del Sur ”, dijo Young, líder de una asociación de abortos.

Con un fuerte crecimiento del cristianismo y fuertemente ligado a las costumbres conservadoras, el país del este asiático no impuso un límite oficial a la práctica del aborto. Los movimientos provida se están movilizando para tratar de revertir el tema a través de enmiendas que establecen un período de embarazo de seis o diez semanas para el permiso de la interrupción y la libertad para los médicos que se niegan a realizar el aborto.

Los grupos feministas pro-aborto, por otro lado, buscan cobertura legal para la práctica atroz, incluida la garantía de acceso al aborto y seguridad social para quienes interrumpen el embarazo. En total, se presentaron otras enmiendas.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *