Pastor sube a torre eléctrica para evitar el suicidio de un joven “ví la cara del demonio de la depresión”

Machicela testifica que el  sábado 20 de febrero estaba con unos hermanos de la iglesia realizando actividades de limpieza en el templo de adoración. De un momento a otro divisó, a unas dos cuadras de distancia, que en lo alto de la torre metálica estaba un hombre sin ningún tipo de protección y, al conocer que se trataba de Cristian Estrella no dudó en subirse a su moto y acudir al sitio, en la ciudadela 6 de Julio, al oeste de El Triunfo, de la provincia del Guayas, para ayudarlo.

Para ese entonces, decenas de personas, entre policías y personal del Cuerpo de Bomberos, estaban en el lugar presenciando el hecho inusual.

David Macías, otro pastor evangélico, a través del megáfono de un patrullero trataba de convencer al hombre, de 42 años, que bajara, pero sus intentos eran en vano.

El tiempo pasaba y la incertidumbre aumentaba. Cristian estaba, literalmente, en la punta de la torre con los brazos abiertos. Por lo alto de la estructura solo se apreciaba un punto blanco de su camiseta.

Fue ahí cuando el pastor Machicela le pidió autorización a un oficial de la Policía para subir y, aceptando los riesgos, escaló bajo su responsabilidad. “En medio de la torre el corazón me empezó a latir muy fuerte. Me agarré durísimo, porque tenía miedo solo de ver la altura en la que estaba y eso allá arriba se mueve feísimo. Le pedí fuerzas a Dios para poder continuar”, relató.

“Estando arriba le dije a Cristian que no lo haga, que si se lanza se va a matar y se va a ir al infierno. Él me dijo que solo se bajaría si le traía a su esposa Patricia”, agregó.

Con el mismo temor que subió, Machicela descendió de la torre, pero sabiendo que el peligro había aumentado, pues para ese entonces estaban bajo una leve garúa.

En cuestión de minutos ubicó a la esposa y pese a su resistencia de ir al lugar logró convencerla. “Ella no quería ir, no se cuál sería el problema que estaban atravesando, pero la convencí y ahí se dio el milagro de Dios”, contó.

Finalmente, cerca de las cinco de la tarde, el hombre descendió por sus propios medios y fue recibido por su pareja y tres hijas.

Estrella fue retirado del sitio en medio de los aplausos de una multitud de curiosos que llegó para registrar con sus teléfonos celulares el intento de suicidio.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *