Pastor y esposa que sirven a los “intocables” son golpeados por hindúes en India

Un pastor discapacitado y su esposa, que trabajan con los dalits , la casta más baja del sistema de clases indio, fueron golpeados por nacionalistas hindúes mientras rezaban en su casa la semana pasada en India. Ram Niwas y Pink tuvieron su casa invadida por el grupo de hombres y fueron atacados con palos, según un informe de Christian Solidarity Worldwide (CSW).

Un miembro de la iglesia del pastor Ram, identificado solo por Narender, que estaba en la casa orando, informó que los hindúes irrumpieron en la residencia con un martillo. También resultó herido cuando intentaba proteger a la familia.

Según CSW, el pastor Ram, quien ha tenido una discapacidad desde la infancia, sufrió una fractura en el hombro y su esposa Pink y Narender sufrieron graves lesiones en la cabeza. Los tres cristianos fueron llevados al Hospital Muzaffarpur.

Los atacantes son parte del grupo nacionalista hindú Vishwa Hindu Parishad (VHP), también conocido como el Consejo Mundial Hindú. Entre los hombres que atacaron a los cristianos estaban los cuatro hermanos del pastor Ram y un vecino.

El pastor Ram Niwas ha sido perseguido durante mucho tiempo por el grupo hindú VHP y a menudo se le acusa de convertir a los hindúes al cristianismo y obligarlos a comer carne. El año pasado, un grupo de unas 20 personas del VHP intentó atacar a Ram.

Niwas y su esposa ministran a los dalits, que son los individuos de castas más bajas en el sistema de clases hindú en la India. Llamados por muchos “intocables”, los dalits sufren y aquellos que se identifican como cristianos reciben un trato desigual por parte del gobierno indio.

Acerca de las leyes contra la conversión en India

Las leyes contra la conversión en la India existen desde 1967 en los estados de la India. Hoy en día, algunos estados continúan aprobando este tipo de leyes que van en contra de la libertad religiosa, garantizada por el artículo 25 de la propia constitución del país.

Este tipo de legislación tiene como objetivo prevenir los intentos de conversiones y matrimonios interreligiosos por medios forzados o fraudulentos, o mediante la seducción o la inducción.

Según International Christian Concern (ICC), si una persona quiere convertirse a una nueva religión, la ley requiere que el converso y su líder religioso deben presentar una solicitud a la administración del distrito central, con 60 días de anticipación. El incumplimiento de esta ley puede resultar en encarcelamiento o multas.

Con la aprobación de leyes contra la conversión en varios estados de la India, se alienta a los nacionalistas radicales a difundir acusaciones falsas de conversión forzada por parte de cristianos, con el fin de justificar su violencia contra los creyentes, sin la intervención de la policía local.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *