Pastor muere envenenado tras negarse a vender terreno de iglesia

Los musulmanes en el este de Uganda molestos con los planes de un pastor de construir una iglesia en un terreno que buscaban comprar son sospechosos de su muerte por envenenamiento, dijeron las fuentes.

El pastor Yolonim Oduchu fue envenenado el 5 de abril en la aldea de Raraka, subcondado de Oloki, distrito de Pallisa después de que se negó a vender un lote de cinco acres dentro del centro comercial de Raraka a los musulmanes que querían construir una escuela y una mezquita en el terreno, dijo su hermano, Francis Okirya.

“Aliasa Opeduru y varios musulmanes se habían acercado a mi hermano para venderles el terreno en varias ocasiones, pero mi hermano se negó porque su oferta era pequeña y también quería tener una parte del terreno reservada para construir una estructura de iglesia, Okirya dijo. “Más tarde, mi hermano recibió un mensaje amenazador de Opeduru diciendo que no volvería a negociar con él”.

Los musulmanes habían encontrado un patrocinador en Turquía para financiar la construcción de la mezquita, dijo.

Opeduru le dijo al pastor Oduchu que los musulmanes no querían un edificio de la iglesia cerca de su mezquita propuesta, pero una semana después el pastor comenzó a limpiar la parcela de tierra, dijo Okirya.

Un residente de la aldea de Raraka, el pastor Oduchu generalmente comía en un pequeño hotel en el centro comercial de Raraka cuando visitaba su tierra. El hotel es propiedad de un musulmán.

La esposa del pastor dijo que después de una comida ligera en el hotel el 5 de abril, llegó a casa sintiéndose enfermo.

“Mi esposo tomó una motocicleta y llegó a casa quejándose de fuertes dolores de estómago, diarrea y comenzó a vomitar”, dijo Mary Oduchu a Morning Star News. “Lo llevamos a una clínica cercana y sucumbió a la intoxicación”.

El pastor Oduchu era padre de ocho hijos, de 2 a 16 años.

Después de su entierro el 10 de abril, su hermano regresó al día siguiente para recuperar una pala que había dejado allí y encontró sangre salpicada encima de la tumba y papeles con escritura en árabe, dijo Okirya.

Okirya llamó a otros dolientes y miembros de la comunidad que estaban igualmente conmocionados por la profanación.

“Luego buscamos la ayuda de la policía, que vino con un perro olfateador que dirigió a los dolientes hasta la casa de Opeduru, donde encontramos al sospechoso dentro de la casa durmiendo”, dijo Okirya. “Cuando la policía le preguntó por la sangre, admitió haber vertido la sangre del animal allí porque el pastor no lo respetaba”.

Fuentes del área dijeron que cuando los residentes enojados interrogaron al dueño del hotel, él confesó que los musulmanes le habían dado veneno y le ordenaron que lo pusiera en la comida del pastor Oduchu.

La policía arrestó a Opeduru en relación con el asesinato, y pronto cristianos furiosos y otros miembros de la comunidad incendiaron su casa, dijo Okirya.

Mary Oduchu solicitó oración y ayuda financiera para los gastos de manutención y las cuotas escolares de los niños.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *