Las familias evangélicas en México pierden el acceso al agua porque se niegan a negar su fe

Dos familias evangélicas en México han sido amenazadas con perder el acceso al agua y los servicios esenciales y ser expulsadas de la comunidad si no abandonan su fe y pagan una multa impuesta ilegalmente.

Según Christian Solidarity Worldwide (CSW), organización que trabaja por la libertad religiosa, las familias de Nemesio Cruz Hernández y Eligio Santiago Hernández, miembros de la Primera Iglesia Bautista de la localidad de Huejutla de los Reyes, en el estado de Hidalgo, fueron amenazado durante una reunión comunitaria este lunes (6). En la reunión, a las familias incluso se les prohibió hablar.

El 3 de agosto, los líderes comunitarios José Marcos Martínez y Julio Alvarado Hernández también amenazaron a Christian Bartolo Martínez Hernández por realizar servicios en su casa. Los dirigentes multaron a Bartolo y le ordenaron que detuviera las reuniones domésticas.

Las dos familias amenazadas ya han tenido servicios esenciales (agua, alcantarillado, programas de beneficio del gobierno y la planta comunitaria) bloqueados durante un año por líderes comunitarios cuando se negaron a firmar un acuerdo ilegal el 15 de enero de 2020, en el que los vecinos evangélicos renunciaron a su fe. y derecho a celebrar servicios religiosos.

Ocho familias fueron obligadas a firmar el convenio, que preveía una multa de US $ 3.000 para quienes violaran la orden extrajudicial. Como las familias Cruz y Hernández no firmaron el documento, fueron multadas. Según CSW, el gobierno estatal pagó parte de la multa, pero las familias evangélicas continuaron siendo amenazadas en 2020 y este año.

En México , el uso de acuerdos extrajudiciales es común para perseguir a los cristianos evangélicos y violar sus derechos humanos y religiosos.

“El gobierno, tanto a nivel estatal como federal, debe abordar la cultura de impunidad que ha permitido que violaciones como estas pasen desapercibidas durante mucho tiempo, asegurando que familias como las de Cruz Hernández y Santiago Hernández sean libres de practicar cualquier religión o religión. creencia., sin verse obligados a pagar multas ilegales o enfrentar presión para que renuncien a sus creencias bajo la amenaza de acciones criminales como cortar servicios básicos y desplazamiento forzado ”, dijo Anna-Lee Stangl, directora de defensa de CSW.

Según US Open Doors, el caso de las dos familias no es un caso aislado. La persecución contra los cristianos ha aumentado en México, debido a la violencia de los carteles de la droga, la persecución de los católicos tradicionalistas y la discriminación violenta de los grupos de izquierda anticristianos.

En la Lista de países más perseguidos de 2020 en la Misión Puertas Abiertas, México ocupó el puesto 37.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *