Malasia criminaliza el evangelismo y castiga a quien viole está ley

El estado de Kelantan, Malasia , ha aprobado enmiendas a su código penal basadas en la ley islámica, convirtiendo las actividades de evangelización y conversiones al cristianismo en un crimen. Cualquiera que viole la nueva legislación puede ser multado, condenado a prisión o golpeado.

Según el diario The Star, la promulgación del Código Penal (I) de Kelantan Syariah 2019 entró en vigor el 1 de noviembre, haciendo 24 actividades ilegales.

Las nuevas prohibiciones incluyen actividades de evangelización, distorsión de las enseñanzas islámicas, ignorar el mes de Ramadán, destruir lugares de culto, tatuajes, cirugía plástica, mantener relaciones sexuales con cadáveres y no humanos, brujería y acusaciones falsas.

La pena descrita por los delitos es de tres años de prisión, una multa de alrededor de mil dólares o seis golpes.

El primer ministro de Kelantan, Ahmad Yakob, dijo que la promulgación de las nuevas prohibiciones ayudaría a fortalecer la ley de la sharia no solo en el estado, sino también en otros estados del país de mayoría musulmana del sudeste asiático.

Además, Yakob declaró que las enmiendas están destinadas a educar y devolver a los infractores al camino del Islam.

La población de Malasia es mayoritariamente musulmana (66%) y solo el 10% es cristiana, según The Pew-Templeton Global Religious Futures Project. La minoría cristiana sufre muchas formas de represión islámica.

Según Open Doors, los católicos y metodistas son monitoreados por las autoridades del país. Y los grupos protestantes no tradicionales son blancos más frecuentes de persecución porque son más activos en la evangelización. En Malasia, es ilegal predicar el Evangelio a los musulmanes.

La Lista Mundial de Vigilancia de Puertas Abiertas 2021 clasifica a Malasia como el 46 peor país del mundo para ser cristiano.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *