Mujer asesino a sus dos hijas pequeñas y se suicidó porque las había “traído a un mundo corrupto”

Una madre se suicidó y mató a sus dos hijas pequeñas con una sobredosis de drogas después de convencerse de que las había “traído a un mundo corrupto”, según se desprende de una investigación. La dramática situación ocurrió en Bolton, Inglaterra.

Tiffany Stevens, de 27 años, fue encontrada muerta junto a sus hijos Casey-Lea Taylor, de 3 años, y Darcey Stevens, de 18 meses, en enero de 2019. La justicia local escuchó hoy que a los niños les habían dado “cantidades masivas” de metadona, un poderoso sustituto de la heroína y los opioides.

Tiffany tenía un nivel fatal de morfina en su sistema, concluyó en estas horas la investigación judicial. Se había inyectado insulina y metadona, entre otras drogas.

En una desgarradora nota de suicidio, encontrada en su casa, escribió: “He decidido matarnos por el bien de mis hijos”.

La pequeña Darcey fue encontrada en un carrito junto a la puerta principal y el patólogo del Ministerio del Interior, Dr. Phillip Lumb, dijo al tribunal que la familia probablemente llevaba muerta una semana.

Según concluyó la investigación, los familiares se habían preocupado al no poder contactarlos durante una semana y entraron en la casa por una puerta trasera.

La médica Kirsty Ogden contó que encontró a Tiffany y a Casey-Lea tiradas en un colchón en el suelo del salón, debajo de un edredón. Ambas estaban muertas.

Las pruebas de toxicología mostraron que Darcey murió por una cantidad de metadona suficiente para resultar mortal para un adulto. Cuando se examinó a Casey-Lea también se le había administrado metadona y se le había inyectado insulina en el abdomen.

También se encontró tramadol y morfina y el doctor Lumb concluyó que había muerto por toxicidad de las drogas.

Casi tres años después, la investigación todavía continúa.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *