Activistas atentan contra centro cristiano pro-vida con explosivos: “Estamos en todas partes”

El grupo pro-aborto Jane’s Revenge se atribuyó la responsabilidad del ataque terrorista contra el consultorio de un médico pro-vida y un centro de embarazo en Buffalo, Nueva York. Después de bombardear las instalaciones el martes por la mañana, defensores radicales del aborto pintaron con aerosol “Jane estuvo aquí” en el costado de la estructura.

Una víctima del ataque, CompassCare, que es una organización centrada en Cristo dedicada a eliminar la necesidad del aborto, dijo que sufrió grandes daños por las explosiones en su edificio.

“Irónicamente, el gobernador de Nueva York no solo ignoró la violencia, sino que comprometió $35 millones en fondos de los contribuyentes para aumentar la seguridad en las clínicas de aborto”, dijo CompassCare en un comunicado.

“Para colmo de males, la legislatura de Nueva York aprobó un proyecto de ley que investiga los centros de embarazo pro-vida precisamente porque no practican abortos”, dijo.

El director ejecutivo de CompassCare, Jim Harden, prometió restaurar el edificio y continuar protegiendo a los no nacidos.

“Esta es la ‘Kristallnacht’ a favor del aborto. Debido a este acto de violencia, las necesidades de las mujeres que enfrentan un embarazo no planeado no serán satisfechas y los bebés morirán”, señaló Harden.

“Me pregunto si el gobernador Hochul vetará el Proyecto de Investigación del Centro de Embarazo. Me pregunto si la procuradora general Letitia James investigará a estos criminales cobardes. CompassCare reconstruirá porque las mujeres merecen algo mejor. CompassCare no dejará de prestar servicios porque los niños y niñas por nacer merecen protección”.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *