Padre musulmán apuñala los ojos de su ‘hija’ el día que se convierte a Jesús, para que no vuelva ver la iglesia.

Una mujer en el centro de Uganda que aceptó a Cristo en un servicio religioso fue asesinada ese mismo día cuando su padre la apuñaló en los ojos por abandonar el Islam, dijeron las fuentes.

Después de tener varios sueños sobre Cristo, Hawa Amoti, de 28 años, de Nansana, distrito de Wakiso, visitó a un vecino cristiano temprano en la mañana del 29 de mayo, dijo el vecino, no identificado por razones de seguridad.

“Amoti vino a nuestra casa muy temprano en la mañana y necesitaba saber más de Issa [Jesús], a quien había visto en un sueño”, dijo. “Después de explicarle acerca de la vida eterna y el perdón de los pecados que viene de Jesús que vino a quitar los pecados del mundo entero, aceptó voluntariamente a Jesús para la salvación de su alma. Luego oré por ella y luego juntos fuimos a la iglesia en Nansana”.

Después del servicio de la iglesia, Amoti se unió a la familia del vecino para almorzar en su casa y se quedó hasta alrededor de las 5:45 pm, cuando ella se fue a su casa, dijo.

Su padre, Haji Shariifu Agaba, y sus hermanos ya sabían que la habían visto adorando a Cristo en la iglesia cuando llegó frente a su casa, dijo uno de sus hermanos. Agaba ordenó a sus hijos que la agarraran y la golpearan, luego tomó un cuchillo afilado y le atravesó los ojos, dijo un hermano de Amoti que trató de defenderla.

“Quiero quitarte estos ojos para que dejes de ver iglesias para siempre; incluso si mueres, no te vamos a enterrar”, le dijo Agaba, según el hermano, cuyo nombre no se revela por razones de seguridad.

Los lamentos y gritos de Amoti atrajeron a los vecinos que corrieron a rescatarla, dijo el vecino cristiano. A medida que llegaban más miembros de la comunidad, Agaba y sus hijos entraron a su casa.

Los vecinos hicieron arreglos para que un vehículo llevara a Amoti a un hospital cercano, donde sucumbió al sangrado profuso de sus heridas en los ojos, dijeron las fuentes.

Los líderes comunitarios en Nansana condenaron el ataque y prometieron arrestar y acusar a Agaba, dijeron.

Los miembros de la iglesia enterraron el cuerpo de Amoti en el distrito de Luwero.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *