60 países son perseguidos y se arriesgan su vida para ser bautizados

60 países son perseguidos y se arriesgan su vida para ser bautizados

Cristianos en más de 60 países perseguidos están bajando al agua en bautismos secretos para dar testimonio público de su fe en Jesús.

Los nuevos conversos arriesgan sus vidas para cumplir su deseo de ser bautizados en las iglesias locales, con el apoyo de Open Doors Mission.

El refugiado norcoreano Bon-Hwa esperó dos largos años para ser bautizado. Al sumergirse en las aguas de un país no identificado, la cristiana no pudo contener las lágrimas de alegría.

Para no arriesgarse a que Bon-Hwa fuera capturada y repatriada a Corea del Norte, su bautismo secreto tuvo lugar en una casa segura de Open Doors en un área remota.

Ella, el pastor y su líder de discipulado viajaron al sitio por separado, con una cuidadosa planificación.

“A veces, como en el caso de Bon-Hwa, solo se juntan tres personas; otras veces, un pequeño grupo está allí para presenciar estos hitos espirituales”, explicó Puertas Abiertas.

“Independientemente de las circunstancias, estos momentos santos se mezclan con una gran alegría y el conocimiento de que su decisión de vivir para Cristo probablemente significará que también sufrirán por Él”.

Bautismo secreto en las montañas del Líbano


En más de 60 países perseguidos, los creyentes arriesgan sus vidas para ser bautizados. (Foto: Puertas Abiertas). 

En Bangladesh, si se descubren los bautismos, los cristianos implicados son perseguidos por familiares, extremistas islámicos y residentes locales.

A pesar del gran riesgo, hombres y mujeres descienden a las aguas en secreto y declaran que “Jesús es el Señor”, dejando atrás sus antiguas creencias.

En Siria, ser seguidor de Cristo significa enfrentarse a palizas, aislamiento y acoso por parte de la comunidad local.

A pesar de esto, la iglesia secreta en el país sigue creciendo. Dieciséis hombres y mujeres hicieron un retiro secreto en las montañas del Líbano y fueron bautizados en una piscina.

Otros 26 nuevos conversos kurdos también fueron bautizados en una reunión secreta en el norte de Siria, ignorando el peligro de su decisión.

Bautismo bajo fuego del ejército birmano


En más de 60 países perseguidos, los creyentes arriesgan sus vidas para ser bautizados. (Foto: Puertas Abiertas).

En medio del golpe militar que ha asolado Myanmar, con el ejército bombardeando iglesias, decenas de personas continúan aceptando a Cristo y bautizándose en la clandestinidad.

La Península Arábiga, en un país no revelado por razones de seguridad, donde la etapa del bautismo es extremadamente peligrosa, los residentes abandonaron el Islam y se bautizaron en secreto.

Al sur de Filipinas, un grupo de 18 jóvenes también abandonaron el Islam para seguir a Jesús. Los filipinos fueron bautizados en el mar en un lugar remoto después de participar en el discipulado de una iglesia en casa.

“Hacer una declaración pública de su decisión de seguir a Jesús los fortalece, ya que muchos regresan a familias y comunidades que no celebran su nueva fe”, dijo Puertas Abiertas.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *