En Italia intentan destituir a senador que defendió con la Biblia su punto de vista sobre la sexualidad y el matrimonio.

La oposición en Italia ha pedido a la primera ministra Georgia Meloni que destituya al líder de su partido, Hermanos de Italia, en el Senado, después de que expresara sus puntos de vista personales sobre la homosexualidad.

Lucio Malan, que ha votado en contra de una nueva ley de matrimonio entre personas del mismo sexo y de otro proyecto de ley que hubiera dado más derechos a las personas LGBTI+ en Italia, ha sido cuestionado en la emisora pública Rai 1 sobre lo que pensaba sobre temas de sexualidad y matrimonio.

Malan, miembro de la Iglesia Evangélica Valdense, una pequeña denominación protestante con una teología liberal, ha asegurado lo siguiente al ser preguntado sobre por qué su postura en cuanto al matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción de niños difiere de la del liderazgo de su iglesia: “La iglesia Evangélica Valdense está fundada en la Biblia y no sobre su jerarquía”.

Cuando los locutores del programa de radio insistieron en preguntarle dónde la Biblia condena la homosexualidad, citó como ejemplo Levítico 18:22, en el Antiguo Testamento, que dice: “No te echarás con varón como con mujer; es abominación” (traducción RVR 1960).

La entrevista ha generado una controversia política en la que el partido Movimiento 5 Estrellas, anteriormente en el gobierno, ha calificado las opiniones de Malan de “despreciables” y “desconcertantes”. Otros partidos han pedido destituir a Malan de su cargo y le han preguntado a la primera ministra Meloni si está de acuerdo con las opiniones de su colega.

Los grupos por-LGTBI+ en Italia también han hablado en contra de la postura de Malan, así como algunos eruditos católicos romanos que se adhieren a una teología liberal inclusiva.

Malan ha respondido a las críticas defendiendo su derecho a expresar respetuosamente su postura: “Estoy en contra del ‘matrimonio igualitario’ para parejas del mismo sexo porque implicaría el derecho a la adopción y creo que los niños deben tener un padre y una madre, como se ha dado por naturaleza. Si alguien me pregunta cómo justifico esta posición como cristiano, cito la Biblia”, ha respondido el senador en redes sociales.

También ha añadido que seguirá “defendiendo la libertad religiosa y la libertad sexual”. Según considera, ambos están bien protegidos en Italia, y ha añadido que expresar opiniones sobre la fe o la moralidad no significa querer imponer esos puntos de vista a los demás, ya que “la fe cristiana enseña a hacer lo contrario”.

comments