Iglesia perseguida que huyó de China celebra servicio por primera vez en EE.UU.

La iglesia perseguida que huyó de China se ha reunido para adorar libremente por primera vez en Estados Unidos.

Los 64 miembros de la Iglesia Reformada de Shenzhen huyeron del comunismo chino hace casi cinco años, primero a Corea del Sur y luego a Tailandia, mientras buscaban refugio en Estados Unidos.

El grupo recibe el sobrenombre de “Iglesia Mayflower” en honor al barco inglés que transportaba a peregrinos a América del Norte en busca de libertad religiosa.

El año pasado, se les concedió refugio en Estados Unidos después de una espera de tres años.

El viernes pasado (2), los miembros se reunieron para adorar a Dios por primera vez, de forma segura, en el centro juvenil de la Primera Iglesia Bautista en Midland, Texas.

La denominación está proporcionando el espacio para que la iglesia Mayflower adore tres veces por semana.

“Es una verdadera bendición para nosotros. Nuestra iglesia tiene un corazón para las misiones. Este es otro reflejo de eso”, dijo el pastor Darin Wood, de la Iglesia Bautista, al Baptist Standard.

Nuevo hogar en Texas

Después de que los cristianos de Mayflower encontraron vivienda en la ciudad de Midland, Texas, varias iglesias locales se unieron para brindar a las familias alojamiento, transporte y comida.

Pronto, Pan Yongguang, pastor de la congregación china, comenzó a buscar un edificio para reunirse. Hasta que los líderes de la Primera Iglesia Bautista informaron que su centro estaba disponible.

“Cuando vieron [la instalación], se derrumbaron y lloraron. Dijeron que nunca antes habían tenido un edificio para adorar. Siempre habían sido una iglesia en casa”, dijo el pastor Darin.

Según Baptist Standard, después de que los cristianos chinos reciban permisos de trabajo y puedan mantenerse a sí mismos, las iglesias locales ayudarán a encontrar un edificio para la Iglesia Mayflower.

El proceso de espera y ayuda desde las organizaciones misioneras

En Tailandia, los cristianos de la iglesia perseguida terminaron arrestados en marzo de 2023. La policía tailandesa planeaba deportarlos porque sus visas habían expirado.

Los activistas por la libertad religiosa dijeron que el Departamento de Estado de Estados Unidos jugó un papel importante al trabajar con las autoridades tailandesas para enviar refugiados cristianos a Estados Unidos en lugar de China, donde enfrentarían castigo por su fe.

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *