Un hecho muy triste alcanzó una iglesia de Manaus el pasado domingo, tras un joven de apenas 23 años morir ahogado durante el retiro espiritual de la denominación.

La congregación realizó el evento en un sitio ubicado cerca de la villa del Puraquequara, Zona Este de Manaus. En ese momento, la víctima estaba nadando con un amigo en un río en la región, se sintió un calambre y se ahogó, de acuerdo a la información G1.

El amigo de la víctima salió a buscar ayuda, pero sólo alrededor de las 18:00 del domingo el Cuerpo de Bomberos Militar del Amazonas (CBMAM) encontró el cuerpo del joven, ya sin vida, siendo encaminado luego a los agentes del Instituto Médico Legal (IML).

El nombre de la víctima y de la iglesia responsable del retiro no fueron revelados.

La aparición de calambres es uno de los mayores riesgos para los bañistas. Por falta de orientación o incluso experiencia, muchos no saben cómo reaccionar para amenizar el dolor provocado por la contracción brusca de los músculos, generalmente en los muslos y las pantorrillas.

Los nadadores con menor experiencia, cuando alcanzados por calambres en las piernas, por ejemplo, tienen dificultades para nadar utilizando sólo las manos y, debido al dolor intenso de las contracciones, tampoco logran flotar, sumergiéndose en las aguas.

En esas horas en que el calambre alcanza el nerviosismo y la desesperación son enemigos mortales y la mayoría de las veces los factores determinantes para el ahogamiento de la víctima.

comments